Apoyo familiar

Este servicio ofrece a las familias de personas con discapacidad intelectual una serie de prestaciones de apoyo, información y formación en función de sus necesidades:

Con este servicio se pretende realizar una prospección continua y constante de las familias que tienen una persona con discapacidad, con el fin de conocer quiénes son y sus posibles necesidades de apoyo. De esta manera se coordina la actuación y se interviene cuanto antes, dando respuesta a demandas que puedan estar latentes en las familias.

  • Información: se facilita a las familias información relacionada con su hijo/familiar, todos los servicios, recursos y medios disponibles en Uliazpi y otras instituciones, en aras a un mejor aprovechamiento de los programas de intervención, servicios organizados y ayudas existentes en la comunidad.
  • Orientación personalizada: se acompaña a la familia ofreciendo asesoramiento individualizado para la toma de decisiones, resolución de conflictos y la movilización de recursos propios de Uliazpi o del entorno, así como en su propio proceso de planificación de apoyos necesarios de atención a su familiar con discapacidad.
  • Formación: se facilita formación a través de charlas y sesiones formativas, realizadas por profesionales de Uliazpi o relacionados con el ámbito de la discapacidad intelectual. Temas como abordaje de los problemas de comportamiento, hábitos de salud, discapacidad intelectual y salud mental, epilepsia, etc. son tratados en las reuniones formativas que se realizan anualmente con las familias.
  • Apoyo personal y emocional: se ofrece de manera formal e informal, en el ámbito personal y emocional, a los distintos miembros de la familia.
  • Respiro: se facilita apoyo de forma temporal a la familia en la atención a la persona con discapacidad intelectual con necesidades de apoyo generalizado, ofreciendo la oportunidad de desarrollar una vida familiar y social satisfactoria. Estos respiros intentan responder a las necesidades y demandas de las familias diseñando un servicio a la carta y totalmente personalizado.
  • Coordinación con recursos comunitarios: poniendo en contacto a las familias con los recursos existentes en la comunidad que pueden ser útiles para sus demandas y necesidades de atención a su familiar con discapacidad.
  • Trabajo en red: coordinando y planificando con otras entidades (públicas o privadas) estrategias y acciones de apoyo a las familias.
  • Seguimiento: acompañamiento a las familias durante el proceso independientemente de que se preste o no el apoyo directamente.